*PRINCIPIOS

Tener principios siempre es un buen comienzo

 

Las personas olvidan lo que dijiste, lo que hiciste, pero nunca olvidarán lo que sintieron contigo. Esto lo decía Maya Angelou. Poeta y posiblemente potencialmente buena publicista. 

 

La persona que se suma a nuestra experiencia debe hacer un viaje con nosotros que sea significativo.

Esto es. Que le importe y que quiera pasar tiempo con nosotros, con nuestra marca.

El entretenimiento hoy es un atajo para llegar al cerebro del otro y hacerle un giño.

En la era de la atención, dónde recibimos 6000 impactos publicitarios-obligados- diarios (uno cada 10 segundos) es más importante que nunca decir “Hola, esta es mi marca” y que alguien mire. ¿Cómo hacer esto? con astucia, creatividad y técnica. Esto no es sencillo. Tu marca compite contra los más grandes del mercado a nivel planetario.

-No mire, si yo tengo una zapatería en la esquina de la plaza de Móstoles, solo compito con Zapaterías Pepe Juan

-Pues eso, que no.

Que tu competencia no es zapaterías Pepe Juan. Es Netflix, es Youtube, es Spotify…porque competimos por la atención del otro y el otro tiene unos recursos y un conocimiento que si crees que con lo que haces en tu comunicación ya es suficiente estás jodido.

Estamos en un momento único en la historia. Hay que ser sofisticados con los mensajes que emitimos y además tenemos que asegurarnos de que lleguen. No basta con lanzarlos.

 

Para hacer todo esto, lo que hago es aplicar lo que sé del funcionamiento del cerebro humano a las comunicaciones que diseño para las marcas que me contratan.

Utilizo la emoción como hilo conductor de los procesos de compra (las decisiones se toman en al parte emocional del cerebro por eso no hay nada tan potente como esto).

*Contexto / Momento histórico + Coyuntura y momento de consumo

Cuando todo el mundo hace lo mismo, hacer algo distinto adaptado al momento es una ventaja competitiva.

Ante un entorno complejo como este en el que venimos de una pandemia, está ahí en el horizonte la Guerra, la inflación, la incertidumbre constante… esto nos marca como consumidores y las marcas deben entender bien en qué contexto se mueven y cómo adaptar su comunicación para ser relevantes.

Toda la incertidumbre que se masca nos pone en el escenario a un nuevo consumidor y seguir haciendo la comunicación de siempre ignorando que todo ha cambiado no es rentable.

 

Además de la conyuntura estructural, darle importancia en las estrategias al momento de consumo de cada producto (un anuncio, una entrada de nuestro blog, un email…) lo cambia todo. Es la diferencia entre que hagas mensajes ignorables o le des algo que le importe a tu cliente.

 

Trabajo generando historias de marca. HISTORIAS DIANA:

Que son historias que cumplen un objetivo y van a un target. Lo que investigo es cómo unir esos dos puntos. Cómo hacer que a ese target le importe tu historia. Que le llame la atención, te lea (vea o escuche), le impacte lo que dices.

 

Le importe.

Y que finalmente haga lo que tú le pidas porque le has convencido. Persuadido. Esto es importante.

 

Porque cuando persuades a alguien esa persona tomará acción por iniciativa propia.

  • << 1- Busco sinergias + pongo mi red de contactos al servicio de su marca >>

    Identifico oportunidades que hay entre los que son mis clientes.

    Muchas veces surgen sinergias interesantes y esas personas tienen que conocerse.

    A veces, esto pasa en la plaza de las Comendadoras de cañas. No es la típica reunión pero mira, hay ganas ya de desvirtualizar.

  •  

    << 2- Simplicidad en los procesos de trabajo>>

    Solo en un 24% de los casos -con personas muy cercanas a ti como tu madre por ejemplo- la intención del emisor llega al receptor- Llévate esto a un entorno laboral y verás lo complejo que es esta tarea de diseñar mensajes efectivos con un equipo grande. La complejidad es inmensa porque los malentendidos que surgen en cada proceso comunicativo con muchas personas involucradas son inmumerables. Por eso, apuesto por la simplicidad en las rutinas y en los flujos. Hay un núcleo de trabajo organizado que trabaja con sistemas y un interlocutor del otro lado.

     

  • << 3- Feedback >>

    Voy deshaciendo los nudos mientras se hacen. Esto significa que pido feedback de las cosas que no te gustaron mes a mes.

     


  • << 4-
    NO TRABAJO CON MÁS DE TRES CLIENTES.>>

    3.

    SOLO 3. NO HAGO EXCEPCIONES.

     

    ¿QUÉ SIGNIFICA ESTO PARA TI?


    Significa que siempre tendrás asegurada la prioridad. También que puedo asegurarte honestidad. ¿Te imaginas que fueras mi único cliente?

    También que trabajo contigo con el suficiente tiempo y ganas para estar viendo Netflix y darle al stop porque se me ha ocurrido una ida que es la leche para tu email de mañana y tengo que ponerme a escribirla en ese momento. Esto créeme si tengo 12 clientes no te lo hago. Las agencias tampoco.

    También tengo sesiones mensuales de feedback para ir deshaciendo los nudos que vayan surgiendo. Me gusta hablar con las personas con las que trabajo del servicio que ofrezco -y así lo hago-. A veces lo hacemos con una caña de por medio. A veces con un café o una call pero te aseguro que si trabajamos juntos vamos a trabajar sin fricciones. Así los problemas no se arrastran, no se acumulan, que ahí se va siempre mucho dinero -derivado de malentendidos, equipos descontentos y oportunidades que se dejan pasar porque estamos a otra cosa, solucionando mierdas-.

    ¿QUÉ SIGNIFICA ESTO PARA MI?

    Esto significa que tengo que elegir muy bien a esos tres clientes y proyectos. También ver si hay match entre lo que quieren vender y el tipo de venta que yo hago. Miro mucho el producto sus posibilidades en el mercado.

    Con esto claro, te mando un cuestionario y hacemos una call. Me cuentas Qué vendes, objetivos, problemas y detalles de tu día a día, después te mando una propuesta.

    Si crees que tu producto vale la pena, me escribes aquí:

    maria.munoz@falloderaccord.com



  •  

Aquí está mi Linkedin y las últimas entrevistas que me hicieron con Paco Vargas y Pampua.